Un día diferente…

Buenos días, hoy quiero escribir como quien le escribe una carta a una buena amistad, de esas que perduran con el tiempo; escribo sin borrador, quiero dejar que las palabras fluyan solas como las siento, como las pienso y… como soy y quiero ser.

Debo confesar que no he estado de buen ánimo, los deseos de escribir me han abandonado en estos días y cuando la tristeza se apodera de mí, no me gusta dedicarle tiempo a la escritura; pero hoy, 24 de Mayo, día de María Auxiliadora, quise, a modo de homenaje, compartir con ustedes, este pequeño recuerdo de cuando tenía siete años, para los que les gusta sacar cuentas, fue en el año 1961. Fue cuando hice mi primera comunión, cuando me casé, como decían todos mis amistades del barrio y en cierta medida, sí, me casé con Dios ese día.

Fue cuando leí, estudié y me aprendí el primer libro y el mejor que he leído en toda mi vida; El catecismo, a pesar de que alguna vez, «alguien», se rio de mí cuando me preguntó cuál había sido el primer libro que leí y con mucho orgullo fui sincera al responder. Fue cuando cada parte de mi ser, se impregnó de cada uno de los diez mandamientos; hasta el día de hoy me acompañan, pienso que en las escuelas, aunque no sean religiosas, deberían incorporar el catecismo como asignatura, tal vez… mejoraría un poquito el futuro.

Mis primeros años de estudio fueron en la escuela María Auxiliadora en Santiago de las Vegas, un pueblo muy bonito en La Habana, donde viví mis años de soltera y de los que guardo bellos recuerdos. Es una pena que por cuestiones ajenas a mi voluntad y la de mis padres, cuando iba a comenzar el tercer grado, tuvieron que inscribirme en otra escuela, no religiosa, donde lloré muchísimo, pues extrañaba a mis profesoras, todas monjas, quizás… hubiera sido monja también, o de no serlo me hubieran preparado mejor para la vida, las niñas que culminaban sus estudios en esa escuela, eran íntegras en conocimientos, al menos, así lo recuerdo, lo siento y lo pienso.

Tuve una vecina que me preguntó un buen día, que si yo había estudiado en un colegio religioso y le conté y le pregunté, por qué me preguntaba, respondió qué porque se notaba por mi manera de ser, no sé, es posible qué las monjitas tan lindas y buenas, hayan depositado tanto amor en mí, qué a pesar de los años, perdura.

Por hoy termino con mis recuerdos, dedicado a mis buenas amistades, y a todos los que comparten conmigo unos minutos de su precioso tiempo para leer los escritos que publico, donde he sido feliz, el nueve de mayo se cumplieron dos años del blog, donde sin ser escritora, sin estudios, con toda mi ignorancia y como un pequeño barquito, me aventuré y me lancé a la mar, como un niño que quiere jugar, yo quise jugar con las letras y les confieso, he sido muy feliz y muy agradecida de ustedes, sigo navegando, a veces bajo fuertes tormentas, pero no se preocupen, sobrevivo, es lo importante, espero me sigan teniendo paciencia, mientras tanto, seguiré jugando, como comencé y hasta que Dios quiera. Bendiciones.

Publicado por berthacaridad

¡Hola...! Ante todo quiero agradecer a mis hijos por la ayuda que me han dado para crear este blog personal, a mi Padre Celestial y mi Ángel de la Guarda, que me susurró al oído... créate un blog y aquí estoy lista para ver lo esta nueva faceta de mi vida me tiene deparado. Mi nombre es Bertha Caridad, soy una abuela ama de casa, quizás un poco ambiciosa y soñadora... que quiere aprender a estas alturas de la vida y porqué no enseñar lo que mi carrera, La Familia, La Vida me ha enseñado en todos estos años, ya di el primer paso, el que siempre me ha frenado y ahora quise vencer, el miedo, quiero hacer cosas nuevas, quiero probarme a mi misma, me gusta escribir y quiero jugar a través de este blog a... que soy escritora...iré, como en un juego, venciendo niveles y más niveles. -¿Por qué...? Así de repente, se nos acaba la alegría. - Es que somos presa del miedo, que destruye nuestras vidas.

4 comentarios sobre “

  1. Es un relato muy tierno e inocente. deberías de ir reuniendo todos esos bellos recuerdos y plasmarlos enun libro, que es lo que yo estoy haciendo, o al menos me esfuerzo enhacerlo ya que de escritor solamente lo estoy haciendo desde que comenzó la pandemia si te acuerdas. Podrías intrercalar poesía mezclado con prosa, a ti se te da bien y las metáforas le darían unlucido especial. Animo amiga no te deprimas., yo nací en 1949 y el próximo 4 de junio caeran los 73.

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias Julián, yo lo pensé, incluso lo comencé, pero escribo con el celular y créeme, a veces no es fácil, no tengo la aplicación de Word y tengo que armar muchos enredos para poder escribir y publicar, la aplicación de word que tengo, se guardó en la nube y no me deja actualizar, parece no es mi momento para un libro, algún día será. Gracias por leerme y comentar.

      Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: